jueves, 19 de enero de 2017

Feliz cumpleaños, Ikuko Kawai

Ikuko Kawai
Ikuko Kawai, nació en Takamatsu, Japón el 19 de enero 1968. Es una violinista clásica y compositora. Se ha presentado a nivel internacional, incluyendo presentaciones con la Orquesta Filarmónica de Varsovia con el renombrado director de orquesta Chung Myung-Whun.

Ikuko Kawai ha realizado en Nueva York su primer concierto en Carnegie Hall el 4 de octubre de 2008.

Kawai ha grabado numerosos CDs y videos de presentaciones que se han publicado tanto en Japón como en el mundo. Además de su trabajo como artista clásica, ha trabajado en la música popular con artistas americanos de diferentes géneros, incluyendo Sheila E. y los Gypsy Kings.

Ella también ha aparecido como actriz en una serie de televisión japonesa. Ikuko Kawai actualmente ocupa una cátedra en la Universidad de Osaka de Bellas Artes y Música. En honor de su arte, a Kuwai le ha sido cedido el uso de violín Stradivarius 1715 de la Universidad. (El Stradivarius 1715 es conocida como una de las más grandes obras de Antonio Stradivari "s" en la época de oro "). Ella también se ha desempeñado con un violín Francesco Ruggieri, que también fue cedido por la Universidad de Osaka. Anteriormente, ejecuto el Guarneri del Gesu (Muntz), prestado por la Fundación Nippona…

Tango: El choclo (Instrumental)
Música: Ángel Villoldo
Letra: Ángel Villoldo
Intérprete: Ikuko Kawai (Violinista)



Las letras de Tango reflejan la vida misma. Reflejan el dolor, el placer, la nostalgia, alegrías y tristezas. A través de ellas te invito a pensar!

sábado, 14 de enero de 2017

Feliz aniversario, Jorge Casal

Jorge Casal
Salvador Carmelo Pappalardo, más conocido como Jorge Casal, nació en el barrio de Villa Urquiza, Buenos Aires, República Argentina el 14 de enero de 1924. Fue cantante de tangos y actor de larga trayectoria artística.

Hijo de padre italianos, Jorge Casal comenzó trabajando en una pequeña fábrica textil en Villa Piaggio (hoy Villa Lynch), en el partido de San Martín, a unas 20 cuadras de su casa. Se inició profesionalmente en el tango junto con su amigo, el cantor Roberto Florio (El Chocho).

Representante genuino de la escuela gardeliana, barítono atenorado poseía una voz potente, pero al mismo tiempo dulce y cristalina. Como se dice en la jerga tanguera… la coloratura de su voz era rica en matices y su fraseo gardeliano nos recuerda por momentos a Raúl Berón en su dulzura y a Alberto Marino en su potencia.

Fue cantor de la orquesta de Florindo Sassone desde 1946 hasta 1950, año que ingresa a la de Aníbal Troilo en la que permanece hasta 1955, cuando hace su debut como cantor solista.

Las primeras grabaciones en tal carácter las hace con el conjunto de guitarras de Roberto Grela que estaba conformado por Héctor Ayala, Domingo Laine y Ernesto Báez en el guitarrón. Curiosamente en su primer disco (“Dicen que dicen” y “A mis manos”) no participa Roberto Grela.

A partir de 1956 realizó giras por Estados Unidos y Colombia. Su sobrino fue el también cantor Héctor Darío.

El propio Casal cuenta de su vocación y cómo fueron sus comienzos.

«¿Sabes que yo tenía antipatía por Gardel? Era joven, tenía 11 años y apenas si había oído hablar de él. En mi casa no había dinero para comprar una radio y mis preocupaciones eran otras, que pasaran rápido las horas de trabajo -había que trabajar a esa edad- y ponerme a jugar a la pelota en la calle con otros chicos.

«De su muerte me enteré por el comentario de los vecinos y me indignó. Mi reflexión era: ¿por qué tanto escándalo con Gardel, si murieron también otros en el accidente?

«Pasaron varios meses y aún tengo grabada la imagen. Jugaba a las bolitas en la vereda, cuando de pronto una radio aumenta su volumen. Escucho una voz, y es tan grande el impacto que me produce que dejo de jugar y me acerco a la ventana de la casa para oír mejor. Cuando termina el disco el locutor dice: «Han escuchado a Carlos Gardel en la jota “Los ojos de mi moza”». Recuerdo que murmuré: ¡ah, con razón!»

Allí comprendió el muchachito Jorge Casal la importancia de Gardel. Y continúa diciendo:

«Estaba dentro mío la vocación de cantor, tenía buen gusto para elegir y días después, en el cine del barrio, fui a ver El día que me quieras. Quedé enloquecido para siempre.

«Mis viejos eran italianos y mi hermana mayor también. Mi llegada a la profesión me deparó algunas amarguras. Después de cantar en algunos festivales barriales me presenté en un concurso que organizaba Radio Splendid. Había una ronda previa para elegir quienes se iban a presentar para cantar.

«Elegí el tango de Rafael Rossi y José Rial, “Corazoncito (Ñafa)”. Hice la primera y segunda parte cuando, de pronto, sonó un timbre en la sala, luego se acercó un tipo y me dijo que ya estaba bien, que dejara mi nombre y dirección, que me iban a llamar. Por supuesto nada de eso ocurrió y quedé mal».

En este momento el cantor recuerda cómo llegó a la orquesta de Florindo Sassone.

«Un amigo que me escuchó en un festival barrial, acompañado por el guitarrista Aníbal Arias, me dijo que la orquesta de Florindo Sassone necesitaba un cantor para debutar en unos días en Radio Splendid. La misma radio del fracaso. Me presentó a un músico de la orquesta y luego de escucharme dijo que me presentaría al director. Fui el lunes a su casa, la prueba fue con el tema “Canción de cuna”. No le gusté a Sassone y empecé a convencerme que no servía para cantor.

“Pero al día siguiente, la sorpresa. El músico presentador me vino a buscar a mi casa, era el nuevo cantor de la orquesta ¿Qué había ocurrido? Mientras Sassone me tomaba la prueba, su esposa María -que tenía oído musical pues había estudiado canto- me escuchó y le dijo después a su marido que no me dejara a un lado, que yo cantaba muy bien. Al poco tiempo un directivo de la radio me dijo «¡Cómo la pegó Sassone con vos! ¿Sabes que iba a poner el que ganó el concurso en la radio?» Ese muchacho era Domingo Alé, más tarde conocido como Alberto Podestá. Debuté el 18 de noviembre de 1946».

Cómo surgió su nombre artístico.
«Para mi nombre artístico primero pensé ponerme Turi Lardó. Turi en el dialecto del pueblo de mis padres significa Salvador y Lardó es la parte final de mi apellido. Pero me gustó el apellido de un amigo que tenía una bicicletería, Carlos Casal, pero el nombre no me salía, hasta que una muchacha sugirió Jorge y me gustó.

«Excepto las 2 primeras grabaciones “Canción de cuna” y “Volver”, todo el repertorio fue elegido por mí, en eso no daba concesiones. Sassone se encargaba de la parte musical, en lo demás... mejor ni hablar. No fue buena persona. Nunca reconoció haberse equivocado conmigo al rechazarme y mucho menos que el éxito de la orquesta se debía a mi presencia. Siempre fue el comentario del ambiente y yo sabía que era así.

“Yo, en cambio, fui distinto. A sólo 3 días del debut me vino a buscar el representante de Pedro Laurenz, de apellido Soto, para llevarme con la orquesta del maestro. Me negué por el reconocimiento a la oportunidad que Sassone me había dado, aun sabiendo que Laurenz me iba a pagar más. También hubo enviados de otras importantes orquestas, Miguel Caló, Carlos Di Sarli y Aníbal Troilo. A Pichuco lo fui a ver personalmente en su departamento, le conté y me respondió: «¡Lo felicito pibe, no cualquiera hace lo que usted hizo!»

Ya desvinculado de Sassone ingresó a la orquesta de Aníbal Troilo dejando en el disco 20 grabaciones memorables. Entre ellas los tangos “La mentirosa”, “Carmín”, “La cantina” y el vals “Vuelve la serenata”.

Jorge Casal fue un cantor admirado por sus colegas, un muchacho simple, poco instruido, pero de una gran sensibilidad para el ejercicio de su vocación de cantor, un ejemplo del hijo del inmigrante que se destaca en una carrera tan difícil que, como en este caso, no tuvo el reconocimiento que hubiera merecido.

Filmografía
1950: Al compás de tu mentira, con la orquesta de Domingo Federico.
1952: Mi noche triste, donde dobló al actor Jorge Salcedo. 
1954: El cartero, donde trabajó junto a la actriz Haydée Larroca.
1955: Vida nocturna. 

Televisión
1956: El tango, señor de la ciudad, con Astor Piazzolla, Alba Solís, el ballet de Ángel Eleta y Nelly Raymond. 
1963: Grandes valores del tango. 

Teatro
1953: El patio de la morocha, sainete de Cátulo Castillo y Troilo. Anteriormente hizo giras por Brasil. 
1959: Caramelos surtidos, de Enrique Santos Discépolo, nuevamente con Aníbal Troilo y representada en el teatro Presidente Alvear. 

Discografía
Dicen que dicen
A mis manos
Canción de cuna y Volver (1947)
Por dónde andará (1947)
Puentecito de mi río (1947)
Cien guitarras (1947)
Siempre te nombra (1947)
El día que me quieras (1948)
A la luz del candil (1948)
Rencor (1949)
Y volvemos a querernos (1949)
Mi noche triste (1949)
La última cita (1949)
Fogón de huella (1949)
Madre hay una sola (1949)
No te engañes corazón (1949)
Noches de Atenas (1950)
Al compás de la mentira (1950)
Tinglado
La mentirosa
Carmín
La cantina
Vuelve la serenata
Patio mío
Ventanita de arrabal
Uno y uno
Una canción
Che bandoneón
Amigazo
Del suburbio

Homenajes
En diciembre de 2009, el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires le puso el nombre de Jorge Casal a una plaza de Villa Urquiza, su barrio natal. 



Tango: La cantina
Música: Aníbal Troilo 
Letra: Cátulo Castillo 
Intérprete: Jorge Casal



Las letras de Tango reflejan la vida misma. Reflejan el dolor, el placer, la nostalgia, alegrías y tristezas. A través de ellas te invito a pensar!

Letra:
Ha plateado la luna el Riachuelo
y hay un barco que vuelve del mar,
como un dulce pedazo de cielo
con un viejo puñado de sal.
Golondrina perdida en el viento,
por qué calle remota andará,
con un vaso de alcohol y de miedo
tras el vidrio empanado de un bar.

La cantina
llora siempre que te evoca
cuando toca, piano, piano,
su acordeón el italiano...
La cantina,
que es un poco de la vida
donde estabas escondida
tras el hueco de mi mano.
De mi mano
que te llama silenciosa,
mariposa que al volar,
me dejó sobre la boca, ¡sí!
su salado gusto a mar.

Se ha dormido entre jarcias la luna,
llora un tango su verso tristón,
y entre un poco de viento y espuma
llega el eco fatal de tu voz.
Tarantela del barco italiano
la cantina se ha puesto feliz,
pero siento que llora lejano
tu recuerdo vestido de gris.

jueves, 12 de enero de 2017

Feliz aniversario, Leopoldo Federico

Leopoldo Federico
Recordamos a Leopoldo Federico en el día del aniversario de su nacimiento. Les dejo el Link (http://www.bertosabino-tango.blogspot.com.ar/2015/01/feliz-aniversario-leopoldo-federico.html) de la publicación de su biografía y compartimos el tango "Porqué canto así" interpretado por Julio Sosa.











Tango: Porqué canto así (La cumparsita)
Letra: Celedonio Flores
Bandoneón: Leopoldo Federico
Intérprete: Julio Sosa




Las letras de Tango reflejan la vida misma. Reflejan el dolor, el placer, la nostalgia, alegrías y tristezas. A través de ellas te invito a pensar!

Letra:
Pido permiso, señores,
este tango habla por mí,
y mi voz entre sus sones
dirá por qué canto así.

Porque, cuando pibe,
me acunaba en tangos
la canción materna
pa’ llamar el sueño
y escuché el rezongo
de los bandoneones
en el empedrado
de mi patio viejo.

Porque vi el desfile
de las inclemencias,
con mis pobres ojos,
llorosos y abiertos.
Y en la triste pieza
de mis buenos viejos,
cantó la pobreza
su canción de invierno.

Y yo me hice en tangos,
me fui modelando
en barro, en miseria,
en las amarguras
que da la pobreza.
En llantos de madre,
en la rebeldía
del que es fuerte y tiene
que cruzar los brazos
cuando el hambre viene.

Y yo me hice en tangos,
porque el tango es macho,
porque el tango es fuerte,
tiene olor a vida,
tiene gusto a muerte.

Porque quise mucho
y porque me engañaron,
y pasé la vida
masticando sueños.
Porque soy un árbol
que nunca dio frutos,
porque soy un perro
que no tiene dueño.

Porque tengo odios
que nunca los digo,
porque, cuando quiero,
me desangro en besos.
Porque quise mucho
y no me han querido,
por eso canto tan triste,
por eso canto así.

domingo, 1 de enero de 2017

Feliz año 2017!!!

Berto "Tito" Sabino
Le damos la bienvenida a un nuevo año, lleno de alegría y esperanzas!

Hemos recorrido juntos un hermoso camino lleno de buena música y preciados recuerdos de nuestro querido tango argentino!

Les agradezco infinitamente su compañía y apoyo, y los invito a seguir disfrutando una vez más de una pieza inigualable, símbolo del tango rioplatense: "La Cumparsita" bailada sobre hielo por una pareja de prestigiosos bailarines; Pakhomova & Gorshkov.

Que lo disfruten y feliz año nuevo a puro tango!!



Tango: La cumparsita
Música: Gerardo Matos Rodríguez
Intérprete: Pakhomova & Gorshkov (Baile sobre hielo)

 



Las letras de Tango reflejan la vida misma. Reflejan el dolor, el placer, la nostalgia, alegrías y tristezas. A través de ellas te invito a pensar!

martes, 27 de diciembre de 2016

Feliz cumpleaños, Diego El Cigala

Diego El Cigala
En el día de su cumpleaños queremos homenajear a Diego El Cigala. Les dejo el Link (http://bertosabino-tango.blogspot.com.ar/2015/12/feliz-cumpleanos-diego-el-cigala.html) de la publicación de su biografía y compartimos el tango "Las cuarenta".
















Tango: Las cuarenta

Música: Roberto Grela
Letra: Francisco Gorrindo
Intérprete: Diego El Cigala




Las letras de Tango reflejan la vida misma. Reflejan el dolor, el placer, la nostalgia, alegrías y tristezas. A través de ellas te invito a pensar!

Letra:
Con el pucho de la vida apretado entre los labios,
la mirada turbia y fría, un poco lerdo el andar,
dobló la esquina del barrio y, curda ya de recuerdos,
como volcando un veneno esto se le oyó acusar.


Vieja calle de mi barrio donde he dado el primor paso,
vuelvo a vos, gastado el mazo en inútil barajar,
con una llaga en el pecho, con mi sueño hecho pedazos,
que se rompió en un abrazo que me diera la verdad.


Aprendí todo lo malo, aprendí todo lo bueno,
sé del beso que se compra, sé del beso que se da;
del amigo que es amigo siempre y cuando le convenga,
y sé que con mucha plata uno vale mucho más.


Aprendí que en esta vida hay que llorar si otros lloran
y, si la murga se ríe, hay que saberse reír;
no pensar ni equivocado... ¡Para qué, si igual se vive!
¡Y además corrés el riesgo de que te bauticen gil!


La vez que quise ser bueno en la cara se me rieron;
cuando grité una injusticia, la fuerza me hizo callar;
la experiencia fue mi amante; el desengaño, mi amigo...
Toda carta tiene contra y toda contra se da!


Hoy no creo ni en mí mismo. .. Todo es grupo, todo es falso,
y aquél, el que está más alto, es igual a los demás...
Por eso, no has de extrañarte si, alguna noche, borracho,
me vieras pasar del brazo con quien no debo pasar.


Feliz cumpleaños, Joan Manuel Serrat

Joan Manuel Serrat
En el día de su cumpleaños queremos homenajear a Joan Manuel Serrat. Les dejo el Link (http://bertosabino-tango.blogspot.com.ar/2015/12/feliz-cumpleanos-joan-manuel-serrat.html) de la publicación de su biografía y compartimos el tango "Malena".
















Tango: Malena

Música: Lucio Demare
Letra: Homero Manzi
Intérprete: Joan Manuel Serrat




Las letras de Tango reflejan la vida misma. Reflejan el dolor, el placer, la nostalgia, alegrías y tristezas. A través de ellas te invito a pensar!

Letra:
Malena canta el tango como ninguna
y en cada verso pone su corazón.
A yuyo del suburbio su voz perfuma,
Malena tiene pena de bandoneón.
Tal vez allá en la infancia su voz de alondra
tomó ese tono oscuro de callejón,
o acaso aquel romance que sólo nombra
cuando se pone triste con el alcohol.
Malena canta el tango con voz de sombra,
Malena tiene pena de bandoneón.


Tu canción
tiene el frío del último encuentro.
Tu canción
se hace amarga en la sal del recuerdo.
Yo no sé
si tu voz es la flor de una pena,
só1o sé que al rumor de tus tangos, Malena,
te siento más buena,
más buena que yo.


Tus ojos son oscuros como el olvido,
tus labios apretados como el rencor,
tus manos dos palomas que sienten frío,
tus venas tienen sangre de bandoneón.
Tus tangos son criaturas abandonadas
que cruzan sobre el barro del callejón,
cuando todas las puertas están cerradas
y ladran los fantasmas de la canción.
Malena canta el tango con voz quebrada,
Malena tiene pena de bandoneón.



Feliz aniversario, Tito schipa

Tito Schipa
Raffaele Attilio Amedeo Schipa, más conocido como Tito Schipa, nació en Lecce, Puglia, Italia el 27 de diciembre de 1888. Fue un tenor lírico italiano de renombre internacional.

Hijo de Luigi Schipa y Antonia Vallone. Desde niño demostró su talento musical y vocal, que fue reconocido por su maestro Givanni Albani en sus primeros años escolares. A los 12 años de edad, Titu (chiquito) como era su apodo, ingresó en el seminario, donde además comenzó sus estudios de composición musical.

Ya adolescente, y por consejo de su maestro de canto, Alceste Gerunda, se trasladó a Milán para terminar sus estudios. El 4 de febrero de 1909 debutó en la ópera La Traviata, en Vercelli.

Después de trabajar unos años en la compañía operática de Giuseppe Borboni, donde adquirió experiencia y desarrolló su talento, logró destacarse y triunfar en Nápoles en 1914, en la ópera Tosca con el nombre artístico Tito Schippa.

En 1918 participó en la ópera Manon, en Madrid, lo que significó su primer triunfo fuera de Italia. Al año siguiente viajó a Chicago, Estados Unidos, invitado por los administradores de la empresa Civic Opera. En ésta ciudad se reencontró con Antoinette Michel d'Ogoy, una actriz francesa que había conocido en 1917 en Montecarlo, con quien se casaría y tendría dos hijas, Elena y Liana.

Su debut en Chicago lo realizó el 4 de diciembre de 1919 en la ópera Rigoletto, iniciando una carrera triunfal que duraría 15 años más en los Estados Unidos.

En octubre de 1932 dejó Chicago y se trasladó a Nueva York, para tomar el puesto de Beniamino Gigli en el Metropolitan Opera House. En 1935 forma parte del reparto en la opera Werther en San Francisco, luego de algunos años regresó a Italia.

Junto con sus muchas presentaciones en los teatros italianos, también participó en algunos filmes. Contando con alguna experiencia adquirida en Hollywood en cortometrajes musicales para la Paramount, Tito Schipa llegó a ser un divo del género cinematográfico llamado Cine de los teléfonos blancos, lo que le acercó al fascismo a través de su amigo Achille Starace, uno de los líderes del Partido Nacional Fascista. En la década de 1940 se casó con la actriz Diana Prandi con quien tuvo su hijo, Tito Jr.

En la década de 1950 sus apariciones fueron cada vez más espaciadas y el 14 de abril de 1955 hizo su presentación de despedida de los escenarios italianos en la ópera Elixir de amor en el Teatro Petruzzelli, en Bari. Sin embargo, su carrera continuó, fundando en Hungría una escuela de canto en 1956, y realizando en 1957 una gira en la Unión Soviética.

Fundó en Nueva York una escuela de canto, en la cual enseñó hasta el 16 de diciembre de 1965.

La RAI realizó un programa de televisión dirigido por su hijo Tito Schipa Jr, también dedicado a la música, en el cual se presentan los acontecimientos más importantes de su vida y obra.

La ligereza y poco agudo de su voz, son compensados por la belleza del tono y la riqueza interpretativa en cuanto a pasajes propios del belcanto; dedicó 5 años de su vida a la dicción, de ahí la suavidad de su interpretación y por ello pudo interpretar obras en diferentes idiomas sin que se notase mucho su acento italiano.

Este tenor, que no tenía una voz potente, pero era muy melódico, llegó a ser el intérprete preferido en Europa durante la década de los años 1930. Cantó con Nellie Melba, Amelita Galli-Curci, Claudia Muzio, Maria Barrientos y Fanny Anitùa. Había grabado muchos registros fonográficos, en los que se puede conocer y apreciar una de las voces más suaves y melódicas del mundo de la ópera. Realizó la interpretación de obras populares de muchos países e interpretó varios himnos nacionales, entre ellos el Himno Nacional de Colombia.



Tango: La cumparsita (Primer versión)
Música: Gerardo Matos Rodríguez
Letra: Gerardo Matos Rodríguez
Intérprete: Tito Schipa

 



Las letras de Tango reflejan la vida misma. Reflejan el dolor, el placer, la nostalgia, alegrías y tristezas. A través de ellas te invito a pensar!

Letra:
La Cumparsa
de miserias sin fin
desfila,
en torno de aquel ser
enfermo,
que pronto ha de morir
de pena.
Por eso es que en su lecho
solloza acongojado,
recordando el pasado
que lo hace padecer.

Abandonó a su viejita.
Que quedó desamparada.
Y loco de pasión,
ciego de amor,
corrió
tras de su amada,
que era linda, era hechicera,
de lujuria era una flor,
que burló su querer
hasta que se cansó
y por otro lo dejó.

Largo tiempo
después, cayó al hogar
materno.
Para poder curar
su enfermo
y herido corazón.
Y supo
que su viejita santa,
la que él había dejado,
el invierno pasado
de frío se murió

Hoy ya solo abandonado,
a lo triste de su suerte,
ansioso espera la muerte,
que bien pronto ha de llegar.
Y entre la triste frialdad
que lenta invade el corazón
sintió la cruda sensación
de su maldad.

Entre sombras
se le oye respirar
sufriente,
al que antes de morir
sonríe,
porque una dulce paz le llega.
Sintió que desde el cielo
la madrecita buena
mitigando sus penas
sus culpas perdonó.